sábado, 30 de junio de 2012

Pulseras hechas con nudo plano de macramé

Pulseras hechas con nudo macramé




Lo prometido es deuda y como prometí que iba a subir imágenes de pulseras hechas con nudo macramé plano, aquí os las traigo.
Se trata de una serie de pulseras en las que he intercalado distintos tipos de cuentas. Todas ellas realizadas en algodón de distintos colores y de 1 mm. de grosor. 

Pulsera nudo macramé y Shambala







Esta pulsera está realizada con hilo de algodón en color negro y una bola verde Shambala, que tanto están de moda. El cierre lo he realizado cruzando los hilos en una bola metálica de 10 mm. y la he rematado con otras dos bolas metálicas de 6 mm. y un par de nudos.


A continuación os dejo las imágenes de unas pulseras hechas todas con el nudo macramé plano y piedras de azabache. Se va haciendo el nudo y se meten las cuentas en los hilos pasivos, y continuamos haciendo el nudo.
Una manera de reinventar el uso del azabache, una piedra atemporal

Pulsera nudo macramé plano hecha con hilo de algodón amarillo y azabache         
Pulsera nudo macramé plano hecha con hilo de algodón rosa palo y azabache     
Pulsera nudo macramé plano hecha con hilo de algodón verde y azabache           
Pulsera nudo macramé  plano hecha con hilo de algodón verde agua y azabache




Espero que os haya gustado este sencillo tutorial y que os sirva para hacer vuestras creaciones.

 

No te olvides de visitar Beryllos, mi tienda online de cuentas y abalorios, en busca de materiales que te puedan servir para tus diseños.


viernes, 8 de junio de 2012

¿Cómo hacer una pulsera con nudo plano de macramé?

Vamos a intentar explicar mediante imágenes cómo se hace el nudo plano de macramé, también conocido como nudo cuadrado. Para ello, haremos una pulsera.
Es muy fácil de hacer en el momento que le pillas el truco, aunque al principio se te puede atragantar un poquito, no hagas que ésto te desespere.


Necesitaremos unas tijeras, pegamento y dos metros de cola de ratón aproximadamente. Es más fácil si al principio se usan dos colores, un metro por color.
Para sujetar los hilos usaré un simple tablero de corcho y unas chinchetas. Para trabajar este nudo, hay que sujetarlo necesariamente, aquí usamos un tablero pero sirve un imperdible para sujetarlo a los pantalones o un cojín, o incluso un poco de celo pegando los hilos a una mesa. Por supuesto, sirve cualquier tipo de hilo: cuero, algodón...



Para empezar a trabajar, cogeremos unos 20 o 25 cm. de cada hilo para utilizarlos como hilo pasivo (los hilos pasivos son los que van en el centro de la pulsera y no se mueven, nos sirven como base). Pinchamos esos 25 cm. de hilo en el corcho, tal y como se muestra en la imagen de la derecha.




Empezamos a hacer el nudo a unos 5 cm. de donde hemos pinchado el hilo. Pasamos el hilo de la derecha activo (en este caso el verde) por debajo de los dos pasivos (los dos del centro) y por encima del amarillo activo (el que nos queda más a la izquierda).
Llamamos hilos activos a los 75 cm. sobrantes después de haber pinchado el tramo de 25 cm.


A continuación, el hilo activo de la izquierda (el amarillo) pasa por encima de los dos pasivos (los del centro).

Luego, el amarillo activo tiene que pasar por encima del verde activo (el hilo que tenemos más a la derecha). Es importante la manera en que lo pasas, tiene que entrar a través del bucle que se ha formado y salir en dirección a ti, es decir, se pasa como de abajo arriba. Déjalo igual que la imagen de nuestra izquierda.


Asegúrate de que los hilos te quedan tal y como se muestra en esta otra imagen. Muchas veces el nudo no sale porque se hace este paso se hace mal.


A continuación tensamos un poco y ya tenemos realizada la primera parte del nudo. Hay que tensar lo justo para que no se monten los hilos.


Vamos ahora a por la segunda parte del nudo, realizando la misma operación pero a la inversa. El hilo activo verde (el de la izquierda) debe pasarse por debajo de los dos pasivos y por encima del amarillo activo (el de la derecha).

Realizamos la misma operación con el amarillo activo de la derecha: lo pasamos por encima de los dos pasivos y por debajo del activo verde, tal y como se ve en la imagen. Recuerda pasarlo por dentro del bucle.

Ahora sólo queda apretar y veremos cómo tenemos ya un nudo hecho. Para comprobar si te ha salido bien, mira que los hilos amarillos formen una "v" en el centro del nudo, colocada como el signo "<".









Ya sólo nos queda repetir el proceso desde el principio haciendo un nudo tras otro.Tantos nudos como queramos para nuestra pulsera.



Comprueba que el nudo está saliendo correctamente porque el dibujo que se forma serán una sucesión de uves inclinadas hacia un lado y otro.
Es fácil comprobarlo, porque una cara será amarilla por el centro y verde en los laterales, y la otra será verde en el centro y amarilla en los laterales. Cuando se trabaja con un solo color, la regla de las uves te servirá para comprobarlo.






Medimos sobre nuestra muñeca para comprobar el largo. No hagas nudos hasta que se junten los dos extremos de la pulsera, hay que dejar un tramo sin nudo para poner el cierre, dependiendo del cierre que se use, se dejará más o menos espacio.

En este ejemplo no usaremos un cierre metálico, realizaremos un cierre natural utilizando para ello el mismo tipo de nudo que venimos haciendo.
Para ello, deberemos cortar un trozo de uno de los cabos de la pulsera, unos 10 cm. aproximadamente. Corta el cabo más largo para no fastidiar la pulsera.


Luego cruzamos los extremos de la pulsera como en la imagen.

Con los 10 cm. que acabamos de cortar de cabo, empezamos a realizar el cierre, que consistirá también en un nudo plano, siendo los extremos de la pulsera las hebras pasivas ahora.
Ahora pasamos por debajo de las hebras pasivas el cabo cortado (activo).


Tejemos el nudo como hasta ahora, fijándonos bien porque sólo utilizamos un hilo de un solo color, en este caso el cabo verde que hemos cortado. El proceso para tejer el nudo es exactamente igual que antes; es muy fácil, ¡no te desesperes!
En las tres imágenes siguientes vemos parte del proceso, que consiste en hacer el nudo tal y como lo hemos descrito.







Después de tener realizado ya el cierre debemos rematar la pulsera y cortamos en el punto que estaba sujeto por la chincheta, es decir, la parte que nos había quedado como un lazo o bucle.

En este caso, en los extremos de las hebras le hemos hecho un par de nudos, pero también puedes colocarles unas bolitas de colores, plateadas, etc.



Para terminar rematamos los cabos activos del cierre de la pulsera, cortamos y aplicamos pegamento con mucho cuidado de no tocar las hebras sobre las que está hecho, es decir, las hebras pasivas, porque si las tocamos con el pegamento, luego el nudo no corre.



Y ya tenemos nuestra pulsera de macramé. Prueba a hacer variaciones, hazla de un solo color, introduce bolas entre los nudos, remátala con un cierre metálico, utiliza como hebras pasivas un trozo de aluminio plano y hazla modelable... ¡Los límites los marca tu imaginación!

Iré subiendo imágenes de pulseras realizadas con este nudo para dar alguna idea de lo que se puede hacer.


Espero que os haya gustado este sencillo tutorial y que os sirva para hacer vuestras creaciones.

 

No te olvides de visitar Beryllos, mi tienda online de cuentas y abalorios, en busca de materiales que te puedan servir para tus diseños.